Bajo el claim ‘Turn Tonight Electrik’, la firma Absolut organizaba este mes de noviembre un festival de música electrónica, con motivo del lanzamiento de una nueva edición limitada de la icónica botella de la marca.

Durante los dos últimos fines de semana de noviembre, una gran nave de IFEMA se convertía en una central eléctrica para celebrar Absolut Electrik Factory, donde las sesiones de artistas de diferentes continentes marcaban el ritmo electrizante del evento.

La nueva edición limitada Absolut Electrik, donde destacan el azul y el color plata metalizado, ha sido el eje de la acción donde la firma, a través del concepto de la electricidad, la música electrónica y la creatividad, ha conseguido hacer saltar las chispas con su último evento.

Estructura giratoria con botellas AbsolutMediante distintos elementos gráficos y audiovisuales se conseguía dar un aspecto industrial a esta particular central eléctrica, donde se alzaba un espectacular escenario con una gran estructura giratoria formada por botellas de Absolut, que colgaban sobre la mesa de mezclas y se iban cargando de luz a medida que el evento iba ganando en energía.

Para ello, se recurrió a la colaboración del público que mediante el hashtag #AbsolutElectrikFactory, iba aumentando la intensidad de las botellas hasta que llegaban a la máxima carga provocando un ‘apagón’, tras el que proseguía un reabastecimiento del suministro eléctrico mediante varios efectos de luz y sonido, retomando así la sesión del artista invitado.

Si no pudiste asistir a ninguna de las ‘Electrik Nights’aquí puedes ver una muestra de la cuidada y variada selección de artistas que compartieron cartel en este festival.